Los Millennials, la generación estresada, infeliz y con problemas de autoestima

Los Millennials, la generación estresada, infeliz y con problemas de autoestima

El escritor y motivador Simon Sinek hace la mejor reflexión que hayas podido escuchar sobre los Millennials. Ellos son los jóvenes que actualmente mueven las ruedas del mundo, pero también son una generación estresada, infeliz y con problemas de autoestima

Simon Sinek se ha hecho mundialmente famoso desde la llegada a las redes sociales de una intervención suya hablando de la generación Millennial en Inside Quest. Para el experto, estos jóvenes nacidos a partir de 1984 forman una generación estresada, infeliz y con problemas de autoestima. ¿La culpa? Ciertamente, de ellos no.

Las personas de la generación Y, otra forma de llamarla, presentan una fuerte falta de autoestima, además de no disponer de los mecanismos necesarios para lidiar con el estrés. ¿Por qué? Fundamentalmente por la educación que han recibido, ya que la mayoría de ellos crecieron pensando que iban a tener una buena vida e iban a obtener todo aquello que desearan. La edad adulta les ha mostrado que la realidad no es tan idílica como sus padres, profesores y comunidades les enseñaron.

Pero, además, clave es el uso de la tecnología. Simon explica que la interacción con móviles y redes sociales libera un químico en el cerebro llamado dopamina. Este mismo neurotransmisor es el que también nos hace sentir bien cuando fumamos, bebemos o apostamos. Ni que decir tiene que es altamente adictivo.

La sociedad ha creado a una generación, la Millennial, que no sabe lidiar con el estrés, la ansiedad ni las relaciones sociales. Estos jóvenes, cuando tienen un problema o se sienten inseguros, no llaman a un amigo o hablan con sus padres. Se refugian en las redes sociales y los videojuegos, al igual que un alcohólico recurre a la botella para evadirse de la realidad. Bastante grave ¿verdad?

La ciencia ha demostrado que las personas que más tiempo pasan en Facebook sufren índice más altos de depresión. La clave, por tanto, no está en darse de baja en todas las redes sociales u olvidar el smartphone, sino encontrar un balance adecuado entre el mundo digital y el real.

Pero, además, los Millennial se han criado en un mundo de recompensa instantánea. ¿Quiere ver una película? No tiene que esperar a que la pongan en el cine de su barrio. ¿Esa serie de moda? Puede tenerla entera y verla en un solo día. ¿Necesita comprar? Gracias a Amazon, lo puede tener en su casa en tan solo 1 hora. Ahora, gracias a la tecnología, no necesitan ni saber ligar, ya que hay aplicaciones para ello.

El problema surge cuando deben enfrentarse a las fortalezas en las relaciones y la satisfacción laboral, dos aspectos que aún no tienen app. Ellos quieren un ascenso rápido, lograr sus metas a corto plazo y ser apreciados por todos sus pares. La paciencia no es su fuerte, por lo que es una generación abocada a la infelicidad y la insatisfacción perpetua.

Mira, a continuación, el discurso de Simon Sinek en Inside Quest, una de las mejores aportaciones a este complejo mundo de la generación Millennial.

¿Te animas a estudiar Psicología?

Más info

social position

Share this post